Hacer un menú semanal inverso

Cuando empecé a vivir con Lara me impresionó que hacía un menú para toda la semana. Era una cosa que me llamaba la atención porque no lo había visto nunca y yo siempre compraba sobre la marcha. Como mucho hacía alguna lista de la compra según se iban acabando los productos pero poco más.

Al principio abríamos la página del supermercado o hacíamos una lista en casa y una vez teníamos la compra echa distribuíamos las comidas. un día hicimos el proceso contrario, primero hizo el menú y luego en base a lo que teníamos por casa fuimos haciendo la compra de los productos que nos faltaban. Me encantó esta forma de comprar, porque si con el primer método ya se ahorra tiempo no os podéis imaginar lo que se consigue adelantar con esta segunda forma.

Este tema de conversación salía frecuentemente con amigos y familia que no tenían esa costumbre y siempre llegábamos al mismo punto, en el momento de sentarse a planificar comidas no sabían por dónde empezar. Durante bastante tiempo no se me ocurría ningún método que les pudiese funcionar como punto de partida.


Mientras hablaba con un amigo por teléfono se me encendió la bombilla al ver su forma de comprar. Estaba haciendo una compra para unos diez días, teniendo en cuenta las cantidades de cada producto que adquiría, su alimentación y el número de personas que viven en su casa, veía que las cantidades estaban muy descompensadas.

Mientras hablaba con él fui apuntando las cantidades de producto que iba comprando y me puse a darle vueltas a cómo podía iniciarse en esto de hacer un menú semanal. Entonces se me ocurrió el siguiente método que comparto por si a alguien más puede servirle de base para empezar este hábito y conseguir planificarlo semanalmente de forma gradual.

  • Para empezar cada día tenemos que ir apuntando qué comemos y qué cenamos durante una semana. También se pueden añadir desayunos y demás para hacerlo más completo. Si no controlamos las cantidades que consumimos semanalmente, puede ser buena idea aprovechar y anotar las cantidades que usamos en cada comida. Por ejemplo ensalada: 1 lata de atún, 1 tomate y un cuarto de cebolla.
  • Pasados estos siete días toca revisar el archivo. Aquí probablemente nos llevemos barias sorpresas pero lo interesante es ver cómo comemos. Quizá vemos que muchos platos son parecidos, o que hay algún alimento que no hemos comido en toda la semana. Es entonces cuando podremos empezar a hacer modificaciones tomando ese documento como base.

A continuación añado algunas ideas para trabajar en el documento y estructurar el menú de la siguiente semana.

  • Una vez vemos el archivo siempre podemos modificar el orden de los platos para que nos queden con variaciones que nos hagan el menú más agradable y menos repetitivo.
  • Si vemos que no hemos comido legumbres o cualquier otro alimento en toda la semana podemos añadirlas sustituyendo un plato del menú base.
  • Una vez hemos realizado ligeras modificaciones podemos aprovechar y buscar una receta nueva para probar la semana siguiente. Esto es recomendable que lo metamos algún día que sabemos que tendremos más tiempo. NO hace falta que sea una receta muy complicada o con ingredientes raros, de hecho cuanto más sencilla mejor, simplemente que haga que cambiemos un poco la forma de comer. (Puede ser un filete a la plancha con una salsa o una guarnición distinta)
  • Si hemos ido apuntando las cantidades es el momento de sumarlas. Una vez tengamos el resultado podremos hacernos una idea global de cuanta cantidad por producto necesitamos a la semana y a la hora de hacer la compra no compraremos más de lo necesario.

Todas estas ideas serían para tener una base para empezar. A mí me aburre comer lo mismo un par de días seguidos o repetir el mismo menú en distintas semanas. Y por último, por si no tenéis muy claro si estáis comiendo bien añado una tabla de recomendaciones de consumo por grupo de alimentos al día o a la semana, un calendario de frutas y verduras de temporada y un calendario de pescados de temporada. En las webs de los calendarios aparte de verlos tal cual en la Web por meses, se puede descargar un PDF para imprimirlo y tenerlo siempre a mano en la cocina.

Por Éric Duarte

Me gusta escribir de todo aquello que me llama la atención. Se me da bien todo lo que conlleve procedimientos en un orden establecido, como por ejemplo, redactar manuales, eso que nadie lee. Suelo publicar todos los lunes una entrada de tema variado y algunos viernes, cuando tengo algo nuevo que contar sobre #NosEntrevistamos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: