Primeras experiencias con un perro guía

Anoche estábamos viendo a algunos perros de los instructores y nos dejaron llevarlos con el arnés. El perro era de otro instructor del grupo que está en este curso, estaba ya jubilado. Nos dejaron dar una vuelta por dentro del edificio, y en un rato mientras veía el paso del perro, yo notaba que el perro iba probando mi paso i yendo un poco mas rápido cada vez, hasta que me vi corriendo, y el instructor me dijo que correr mejor que no, porque tenemos menos tiempo de reacción, que tiene que ser siempre en una zona que controlemos muy bien, y cuando tengamos al perro un tiempo para conocer sus gestos. Y esta mañana, nos han dejado dos perros, el primero era muy tranquilo, y el otro… Bueno, el otro hacía lo que le daba la gana. Nos los han dejado para practicar el gil (junto) con ellos. El primero era muy fácil de llevar, porque a las pocas correcciones ya iba bien, pero el otro no me ha dejado de tirar hasta la mitad del recorrido que hacíamos. El recorrido consistía en ir y volver primero por la ala de la izquierda, y luego por la de la derecha. También nos han enseñado posturas, gestos, como dar las órdenes y como corregirlos.

Publicados
Categorizadas como perro guía

Por Éric Duarte

Me gusta escribir de todo aquello que me llama la atención. Se me da bien todo lo que conlleve procedimientos en un orden establecido, como por ejemplo, redactar manuales, eso que nadie lee. Suelo publicar todos los lunes una entrada de tema variado y algunos viernes, cuando tengo algo nuevo que contar sobre #NosEntrevistamos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: