Escapada a Bilbao con visita a San Sebastián

Voy a describir este viaje centrándome en la parte logística de las actividades que hicimos. Fue en 2018, es posible que haya cosas que no sean como entonces aunque al menos las experiencias que contratamos siguen disponibles en la web. También contaré cosas que nos pasaron y otras que si repitiésemos las haríamos de forma diferente. Toda esta información se puede sacar de google pero si yo fuese a organizar un viaje lo que me gustaría encontrar es lo que describiré a continuación.

La distribución que he seguido para organizar el contenido es la siguiente:

  • El índice de contenidos para que podáis saltar a la experiencia que os interesa
  • En cada encabezado hay un enlace a la experiencia que contratamos
  • Dentro de cada experiencia los enlaces de lugares que visitamos remiten a las páginas de turismo porque las descripciones son mucho más detalladas y incluyen fotos. Al menos a mí me sirve para hacerme una idea que se ajusta de una forma más exacta a lo que visitaré. (En algunos casos os encontraréis con la cabecera de esas páginas para contratar las experiencias de ese sitio, pero si seguís bajando llegaréis a la descripción)
  • Los medios de transporte y estaciones que menciono remiten a la Wikipedia o a moovit. Como cada uno usamos una aplicación de mapas diferentes se puede hacer la búsqueda en dicha aplicación o abrir las coordenadas que se encuentran en la propia Wikipedia.
  • Todos los enlaces abren en nueva pestaña. Así siempre podéis tener la entrada en una sección fija.

En este viaje todas las actividades programadas las hicimos mediante la página Viajesporeuskadi.es. Recomiendo que antes de comprar las actividades contactéis con ellos. Hay algunas experiencias que crean cierta confusión porque están pensadas para parejas o grupos y al marcar dos personas en el campo correspondiente se sacan para dos grupos de parejas, es decir, para cuatro personas. Pueden haceros llegar un enlace de pago con el importe exacto. También podréis cuadrar las fechas y comentarles vuestras necesidades. Se pueden contratar actividades completas como las rutas gastronómicas o solo la parte de la visita guiada. La atención fue muy buena en nuestro caso porque una vez les dijimos las herramientas que usábamos para movernos, nos pasaban toda la información necesaria y si no tenían buena comunicación con el transporte nos lo hacían saber. Si surgían dudas sobre si podríamos hacer algo nos preguntaban, no hacían como en algunos sitios que ni siquiera lo ofrecen ni intentan adecuarlo. Nos atendió Ainhoa, por si queréis tenerla como persona de referencia que trabaja bien.

Cuando sacamos un vuelo a parte de notificarlo en la compañía también rellenamos el formulario para solicitar la asistencia en AENA con los datos del billete. También aparece un teléfono y un correo para que lo hagáis por la vía que os resulte más cómoda.

Como comenté en el podcast de Viajeros y turistas la forma en la que organizamos los viajes es, primero actividades, después alojamiento y por último billetes de tren o avión.

Índice de contenidos

Alojamiento y transporte
Paseo a caballo
Tour gastronómico
La sidra y el mar
Sitios de comida cercanos al hotel

Alojamiento y transporte

Al aterrizar en el aeropuerto de Bilbao (BIO) justo en la entrada compramos una tarjeta Barik, hay que pasarla tanto a la entrada como a la salida porque se cobra por número de paradas, es decir según la distancia el precio cambia. Se puede recargar la tarjeta Barik por la web, tendréis que tener el número de serie. Se puede conseguir con alguna aplicación de OCR. Para que se carguen los viajes habrá que pasarla por un terminal de validación ya que desde la web no pasamos el chip NFC en ningún momento. O podemos recargarla directamente con la aplicación Barik NFC para Android.

Cogimos la línea a3247 de la compañía Bizkaibus del Aeropuerto a Gran vía 74. Nos dejó a 200 metros del hotel. Son 3 paradas, unos 35 minutos aproximadamente. Nos alojamos en el ILUNION Bilbao por la ubicación y comunicación con el transporte público

Como dato curioso, en el autobús si pulsáis el mando de los semáforos (sistema CyberPass) avisa de la siguiente parada del recorrido. Cada vez que necesitéis que anuncie la próxima parada tendréis que pulsarlo, no está permanentemente activada la megafonía. En el tranvía se usa para localizar la máquina expendedora.

Aunque no pedimos taxis en Bilbao, podéis usar la aplicación PideTaxi que también está en muchas otras ciudades de España.

Paseo a caballo por el Castillo de Butrón

Quedamos en la parada de metro de Urduliz, cogiéndolo en San Mamés línea l1 dirección Plentzia son 18 paradas. La persona encargada de la actividad Nos llevó en coche hasta el Club Hípico, para dar un paseo por el castillo de Butrón. Es un camino corto si se va en coche pero aquello está en medio de la nada. Podríamos haber cogido un taxi una vez hubiésemos llegado a la parada de metro, pero nos hicieron el favor y lo agradecimos muchísimo.

La experiencia fue un tanto desastre. Teníamos dudas respecto a dejar a los perros en el hotel o que se quedasen atados en las instalaciones. El personal nos dijo que no había problema en llevarlos y soltarlos. En un principio iba todo genial porque venían detrás nuestro, pero se aburrieron porque era una zona muy monótona.

En el camino de vuelta , Lara tuvo un romance entre ir a lomos de un corcel y una rama que fue a saludarla. ¡El bicho aprovechó para ir a comer y ella iba en el pack!
Imaginad la situación, los perros dejaron de seguirlos y no los veíamos , estábamos más preocupados de ellos que de ir montados en un vehículo de cuatro patas y con voluntad propia. Fue justo el momento en que el chico se despistó porque llegábamos a una bifurcación y empezó a mirar a ver si habían cogido el camino que se alejaba o el que volvía a las instalaciones.

Los llamábamos y no aparecían. Hasta que llegó Heiby, se acercaba a nosotros y se daba la vuelta para que la siguiésemos. De Mike no había ni rastro y nos extrañaba muchísimo porque siempre acudía muy pronto a la llamada. Al final fuimos con ella y apareció Mike a lo lejos pero venía andando muy despacio. Nos dimos cuenta que se habían vuelto a las instalaciones de los caballos y descubrieron una zona con agua y barro que obviamente les resultó mucho más interesante que seguirnos. Esto al soltarlos no lo sabíamos, si lo hubiésemos sabido no lo habríamos echo.

Estaban tan llenos de barro que nos agobiamos al ver que tendríamos que subirlos al coche, al metro y meterlos en el hotel.
Tuvimos la suerte entre comillas de que había una ducha para caballos. Es algo incomodísimo, la boca de la manguera te llega a la altura del pecho, imaginad como cuesta que el agua les llegue a la panza. Si volviese a hacer esta actividad los dejaría en el hotel o en algún sitio atados.

Cuando ya estaban limpios y medio secos Mike se volvió a tumbar en la tierra, con lo que hubo que volver a aclararlo. Lo que pasó es que terminó con una tendinitis. En aquel momento lo achaqué a que estaría cansado de jugar. Al día siguiente vi que se echaba cada vez más y por la noche después del día tan ajetreado empezó a estar peor y le tuve que llevar el agua a la cama para que bebiese algo porque no se levantaba. Al final tuvimos suerte y lo llevamos a un veterinario que estaba muy cerca del hotel y era 24 horas. Normalmente siempre buscábamos alguno cerca de donde viajábamos pero justo en aquel no caí, es lo típico que dices pero si nunca pasa nada. Clínica veterinaria avenida. Como nos iban a cobrar la primera visita le hicieron barias radiografías por el mismo precio que me sirvieron para hacer un seguimiento general de como le iba tratando la edad, justo acababa de cumplir 8 años y tenía pensado hacérselo en mi clínica de referencia.

Tour gastronómico por Bilbao

Para llegar al destino de esta actividad teníamos dos combinaciones posibles. Nos decantamos por coger el metro porque en aquella época no estábamos acostumbrados a ir en tranvía, y ahora como cambiamos de piso lo usamos frecuentemente.

El punto de encuentro para iniciar la actividad fue el Teatro Arriaga. Disfrutamos mucho la experiencia tanto la parte gastronómica, las descripciones del entorno, referencias históricas y el poder tocar las particularidades de la arquitectura. Y visitamos el Mercado de La Ribera haciendo un recorrido por él en el que nos describieron sus particularidades y nos explicaron los tipos de puestos por los que íbamos pasando. como toque final al tour gastronómico acabamos tomando un pintxo en la planta superior que es la dedicada a la gastronomía. Incluso se puede comprar el producto y lo cocinan a vuestro gusto.

La sidra y el mar con almuerzo en sidrería saliendo de San Sebastián

El autobús salía a las 08:00 de la estación de Bilbao Intermodal. nosotros fuimos andando, más o menos es un kilómetro, o se puede coger la Línea A3247 en Gran Vía 74 dos paradas hasta la misma estación Intermodal. Como solo podíamos coger ese por los horarios disponibles preferimos asegurarnos el billete por si nos perdíamos a esas horas y no encontrábamos a nadie para preguntar en la calle si teníamos dudas. Lo compramos a través de la web de Transportes Pesa. Si entráis desde la página inicial dadle a comprar billetes. El cuadro de la página raíz referente a los horarios no es accesible, pero el enlace que he puesto va directamente al formulario de compra, que desde ahí podréis sacarlos sin problemas.

Una vez en San Sebastián paramos a desayunar. Como íbamos con el tiempo justo cogimos un taxi en la parada que nos llevase al aquarium que era el punto de encuentro donde se iniciaba la visita.

De allí nos dirigimos al puerto para subir al barco y dar un paseo por La Bahía de la Concha. Incluso había gente nadando cerca del barco en nuestra misma dirección hacia la Isla Santa Clara, paraban un rato en ella para descansar y daban la vuelta.

Después fuimos a Astigarraga, al museo de la sidra (Sagardoetxea).
Al museo y al restaurante nos acompañó la guía. Como el personal y ella se conocían, le avisaron cuando acabó la actividad y nos llevó en su coche. La parte del transporte del museo al restaurante estaba algo complicada y como Mike seguía con sus achaques del día anterior se ofreció a llevarnos y nos hizo un favor inmenso. Si no nos hubiese acompañado la guía creo que habríamos cogido taxi para esos desplazamientos porque el tiempo está muy ajustado entre una actividad y la siguiente, y el transporte no está muy cerca. Hay que ir andando hasta el autobús unos diez minutos.

La comida la hicimos en la Sidrería Alorrenea. Salimos llenísimos físicamente porque si aquello no ocupase espacio seguiríamos comiendo de lo bueno que estaba todo.
De la sidrería a la estación de San Sebastián pedimos un taxi Donosti. En esta ocasión no llevábamos el billete comprado porque no sabíamos a que hora acabaríamos y preferimos comprarlos físicamente. Fue en la taquilla cuando nos dijeron que había descuento por discapacidad. De esto no nos habíamos enterado debido a que esta opción no aparecía en la web. NO recuerdo si era una rebaja del 50% o el acompañante no pagaba. Creo que si se sacaba la ida y la vuelta también hacían descuento. Es recomendable comprarlos físicamente si se va con tiempo ya que sale más barato que en la web.

Al llegar a Bilbao nos encontramos con una manifestación. De echo en nuestro autobús hubo personas que subieron en San Sebastián y hicieron el viaje de una ciudad a otra para sumarse.

Sitios de comida cercanos al hotel

Aquí pondré lo que he podido rescatar de la cronología de google maps. Creo que comimos en algún otro sitio pero o lo han cerrado desde entonces o no se registró en su momento.

La primera noche como estábamos cansados de la ruta a caballo fuimos a cenar algo al 100 Montaditos – La Sureña. Nada más que añadir. Seguro que lo habéis probado en otros sitios. NO aparece en la página oficial así que es posible que lo hayan cerrado. Está en la calle licenciado Poza, 48, 48013. Lo más parecido que me sale en esa dirección es un taco bell.

Fuimos un par de veces a desayunar y comer al Bar Plaza Gran Vía. NO recuerdo nada destacable. Solo que se comía bien y tenía buenos precios, así que imagino que sería el típico bar de diario que puede encontrarse en cualquier parte. Tampoco aparece en maps pero si que hay reseñas de otras webs, no sé si habrá cerrado. La dirección es Don Diego López de Haro, 81, 48011.

El miércoles desayunamos en la Pastelería Martina de Zuricalday. Queríamos probar dulces típicos de la zona y nos pusieron un surtido. No soy nada fan del merengue y termino cansándome enseguida, pero aquí lo hacen estupendamente y no resulta empalagoso. Está en la misma calle del hotel, en el número 48. En la web podéis encontrar otras pastelerías que tienen repartidas por Bilbao.

Por Éric Duarte

Me gusta escribir de todo aquello que me llama la atención. Se me da bien todo lo que conlleve procedimientos en un orden establecido, como por ejemplo, redactar manuales, eso que nadie lee. Suelo publicar todos los lunes una entrada de tema variado y algunos viernes, cuando tengo algo nuevo que contar sobre #NosEntrevistamos

1 Comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: